Remedios caseros para uñas encarnadas

Remedios caseros para uñas encarnadas.

Remedios caseros​ para uñas encarnadas

Remedios caseros para uñas encarnadas.

Dolorosas y antiestéticas, las uñas encarnadas pueden ser un auténtico suplicio para quienes las padecen. Y la razón no podía ser más sencilla: la uña se levanta y se clava en la piel colindante del dedo. Este tipo de dolencia es enemiga acérrima de Clínica Felipe Basas, por eso sabemos cómo combatirla. Aquí tienes 5 remedios caseros para uñas encarnadas. ¡Aprenderás a prevenir su aparición y favorecer la desaparición!

1. Limpia, desinfecta y baña la uña enterrada

Si te ves afectado por onicocriptosis —término científico de las uñas enterradas— con asiduidad, debes lavar tus pies con agua todos los días y desinfectar las uñas, los dedos y el propio corta uñas.

La limpieza no solo es importante para prevenir futuras infecciones, sino que también reducirá la hinchazón y ablandará la uña llegando, incluso, a favorecer una caída natural. Eso sí, no intentes arrancar la uña por tus propios medios, eso solo conseguirá agravar la infección.

Mucho ojo con secarte mal después de cada baño, ya que la humedad constante puede derivar en onicomicosis —hongos en las uñas de los pies—.

2. Combate el crecimiento bacteriano con el calzado

Porque un calcetín sudado y unos zapatos rotos y descuidados son el mejor caldo de cultivo para que las bacterias crezcan en tus pies y, por ende, incentivar el agravamiento de las infecciones relacionadas.  

También debes utilizar zapatos que no produzcan rozaduras ni sean excesivamente estrechos en la zona de los dedos. La fricción constante en tus pies, además de poder ser una de las razones de las uñas encarnadas, pueden empeorar el problema y producirte graves molestias al andar.

Un pequeño truco, si las condiciones lo permiten, es utilizar sandalias y que los dedos estén al descubierto.

3. Utiliza hilo para direccionar el crecimiento de la uña

Aprovecha los baños del pie, cuando la piel está reblandecida, para colocar un hilo o algodón entre la uña y la zona encarnada. Esto evitará que la uña crezca hacia abajo, enterrándose todavía más en la piel del dedo. Recuerda cambiar y desinfectar el hilo o algodón con tu baño diario.

Las uñas encarnadas cobran especial gravedad cuando se padece de pie diabético. Si es tu caso, debes acudir directamente a un profesional sanitario y no manipular la uña por tus propios medios. Recuerda que esta enfermedad requiere de tratamientos y cuidados especiales.

4. Corta las uñas con trazos rectos

Uno de los remedio caseros para uñas encarnadas más recomendables a la hora de evitar su aparición es conseguir que la forma de la uña no coincida con la del dedo. Para ello, debes cortarla con trazos rectos y sin redondear. De esta manera, se reducirán las posibilidades de la uña se introduzca en la piel.

Este procedimiento también puedes aplicarlo cuando la uña ya está enterrada, pero nunca en la zona afectada, sino en las partes colindantes. Así podrás detener un empeoramiento de la uña.

5. Los mejores remedios caseros para uñas encarnadas los tiene tu podólogo

Los remedios caseros siempre tienen un problema, son más un parche temporal que una solución definitiva. Como ya te explicábamos en este post sobre remedios caseros para la fascitis plantar, la falta de conocimientos puede crear una falsa sensación de seguridad y hacerte pensar que el problema ya está resuelto, cuando no es así. Y esto es terriblemente contraproducente.

Nuestro consejo es que combines estos remedios caseros para uñas encarnadas con una visita a tu podólogo de confianza, ya que él es quien de verdad va a curar la onicocriptosis e impedir su futura aparición.

¿Todavía no tienes claro cómo proceder con las uñas encarnadas? Contáctanos. Clínica Felipe Basas. Podólogos Expertos.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Tratamiento para el ojo de gallo en el pie

Hombre dolorido por un ojo de gallo en el pie

Tratamiento para el​ ojo de gallo en el pie

Hombre dolorido por un ojo de gallo en el pie

El ojo de gallo en el pie es un tipo de callo o dureza, que se produce por una acumulación de queratina en la piel por una prominencia ósea, normalmente entre los dedos del pie. Científicamente se denomina heloma interdigital y es bastante doloroso, hasta el punto el punto de poder interferir de manera muy negativa en tu día a día. Desde Clínica Felipe Basas te enseñamos cómo tratar esta callosidad y prevenir su aparición.

¿Por qué aparece el ojo de gallo en el pie?

La acumulación de queratina que da lugar al ojo de gallo suele originarse por una fricción constante en un punto óseo concreto, en este caso, de los dedos del pie. Es muy común que dicha fricción sea fruto del roce constante de un calzado inadecuado, aunque existen otras razones, como la mala pisada o el sobreesfuerzo.

Además del ojo de gallo, existen otros tipos de callos de la familia de los helomas:

    • Dorsal: muy habitual cuando llevamos un calzado inadecuado, se produce en la parte superior y lateral de los dedos y el pie.
    • Plantar: aparece en la planta del pie y es el más doloroso de todos. Debe tratarse inmediatamente.
    • En fondo saco: aparece en la parte blanda que une los dedos del pie.

Cómo tratar el ojo de gallo en el pie

Lo primero que debes tener en cuenta si te ha salido un ojo de gallo en el pie es que el único que puede eliminarlo con garantías es el podólogo. Existen tratamientos caseros, pero no son útiles para la extracción de la queratina, y están más orientados a la prevención y alivio del dolor.

El tratamiento profesional más extendido es la quiropodia. Se trata de una eliminación indolora de las capas que conforman la callosidad, generalmente con un bisturí y realizado por podólogos. En Clínica Felipe Basa contamos con los procedimientos necesarios para su tratamiento. Desde la exeresis con bisturí, adaptación de ortesis entre los dedos o cirugía si fuese necesario.  

Remedios caseros para prevenir la aparición del ojo de gallo en el pie

    • Utiliza calzado que no roce ni produzca ningún tipo de fricción innecesaria en tu pie, especialmente los de punta estrecha.
    • Cuida tu higiene y seca bien tu pies después de hacer deporte. La humedad excesiva es muy dañina para la piel de nuestros pies, la reblandece y la debilita. ¡Incluso puede favorecer la aparición de hongos! Respecto a esto, es relativamente habitual que se confunda humedad con hidratación. La hidratación es una característica interna de las propiedades de nuestra piel. La humedad, en cambio, es un estado externo para el que nuestro cuerpo no está preparado durante periodos prolongados.

El ojo de gallo en el pie, al igual que pasa con otras callosidades, es una patología que puede derivar de patologías dermatológicas más profundas. Una revisión periódica de la salud de tus pies te ayudará diagnosticarlos antes de que empeoren. Clínica Felipe Basa. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Osteoporosis: ¿Puede afectar a los pies?

La osteoporosis es una enfermedad ósea que puede afectar a los pies

Osteoporosis: ¿Puede afectar a los pies?

La osteoporosis es una enfermedad ósea que puede afectar a los pies

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a diferentes zonas de nuestro sistema esquelético. Consiste en una reducción de la densidad de la masa ósea, consiguiendo que los huesos se vuelvan más porosos y débiles. Es, por así decirlo, como si los huesos estuviesen repletos de pequeños orificios o cavidades.

Pero, ¿puede esta enfermedad ósea repercutir en nuestros pies? La respuesta la encontrarás en el siguiente artículo. ¡Continúa leyendo!

Osteoporosis en los pies

La osteoporosis puede atacar a los pies de dos maneras. Por un lado, los huesos que forman el pie pueden verse afectados de manera aislada por esta reducción de la masa ósea, lo que puede acarrear debilidad al andar, dolor y sensación de pérdida del equilibrio. Esto no suele darse con mucha frecuencia, ya que la osteoporosis tiende a ser de carácter general —afecta a todo el cuerpo por igual—.

La otra opción, y la más común, es que un debilitamiento óseo del sistema esquelético acabe repercutiendo en tus pies de manera indirecta. Muy habitual cuando, debido al exceso de porosidad, se producen fracturas en la cadera u otras zonas que condicionan el andar. Básicamente, la osteoporosis debilita los huesos y estos se rompen con más facilidad, y eso produce un desbalanceo de las articulaciones adyacentes.

En cualquier caso, la osteoporosis debe ser tratada y necesita de un seguimiento y atención profesional, de lo contrario podrían producirse fracturas con consecuencias crónicas de por vida.

Una de las principales causas de cojera crónica en personas de edad avanzada es la osteoporosis. Y ni si quiera lo saben, porque no acuden al podólogo hasta que el daño es irreversible.

Además, dependiendo del origen, podemos definir dos niveles de osteoporosis:

  • Osteoporosis primaria: es la que se desarrolla en los huesos de manera natural, sin la ayuda de agentes externos. Los perfiles más críticos son los que superan los 60 años, sobre todo las mujeres.
  • Osteoporosis secundaria: se produce como consecuencia de otro tipo de patología o lesión, o por una mala recuperación de ciertas fractura y enfermedades. Por eso es importante seguir todas las indicaciones de los sanitarios en los tratamientos reparadores.

Osteoporosis ideopática

Seguramente pienses que esta patología solo puede afectarte cuando alcanzas cierta edad, pero lo cierto es que existe un tipo de osteoporosis, mucho más excepcional que las mencionadas antes, que se da en personas que están desarrollando los huesos: los niños.

Desgraciadamente no existe un factor que determine la causa de este tipo de dolencias en personas jóvenes, aunque está ligada una desmineralización ósea. Si tu hijo tiene pies planos flexible, es posible que sea por algún tipo de problema óseo, no escatimes en salud y acude a un profesional para que revise su caso.

La osteoporosis infantil es una patología que puede darse lugar con la falta de mineralización ósea

Detectar la osteoporosis a través de los pies

Ten en cuenta que los síntomas de esta enfermedad son bastante genéricos, muchos de ellos achacables al simple paso del tiempo, lo que la hace a la osteoporosis muy difícil de diagnosticar si no se realizan pruebas específicas para ello.

Debido a la descompensación que la osteoporosis nos produce en el andar, una de las mejores formas para detectar esta patología es con un análisis biomecánico. También es posible que se necesiten plantillas ortopédicas podológicas para asegurar la pisada y así evitar futuras caídas.

Los pies son un espejo en el que poder detectar anomalías de otras zonas del cuerpo. Por eso es tan recomendable realizar análisis periódicos. Aunque creamos que no tenemos nada.

Nuestro análisis biomecánico es el más garantista en la detección de patologías relacionadas con el pie. Clínica Felipe Basa. Podólogos expertos. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Metatarsalgia: dolor debajo del dedo gordo del pie

Dolor debajo del dedo gordo del pie al despertarse o hacer ejercicio

Metatarsalgia:​ dolor debajo del dedo gordo del pie

Dolor debajo del dedo gordo del pie al despertarse o hacer ejercicio

El buen estado de los pies es fundamental para nuestra vida diaria, y, sin embargo, es muy común restarle importancia a ciertas dolencias o afecciones relacionadas, pensando que sanarán con el tiempo o que son simples hematomas. Un ejemplo muy claro de ello es el dolor debajo del dedo gordo del pie.

Desde Clínica Felipe Basas queremos contarte qué es la metatarsalgia —nombre científico de dicha dolencia— y por qué debes prestarle la atención que se merece.

Metatarsalgia, causas y síntomas

La metatarsalgia es una dolencia que se origina en las estructuras de la planta del pie, justo debajo de los dedos, muy habitual en la gente con una mala pisada o que realiza ciertos esfuerzos puntuales.

Gracias a este mal reparto de la presión, el segundo y tercer metatarsiano —huesos que se ocupa de soportar la mayor carga cuando andamos— aumenta la presión en la zona inferior de los dedos del pie, lo que se traduce en ese característico dolor. Básicamente, es una inflamación por sobrecarga, parecida a la fascitis plantar, pero en la parte de adelante del pie.

Huesos metatarsianos que producen dolor debajo del dedo gordo del pie

La metatarsalgia tiene varias fases de aparición. Primero se manifiesta como un pequeño dolor punzante en la bola ósea situada debajo de los dedos del pie, pero luego puede extenderse por toda la articulación. Un dolor más intenso cuando te mueves o caminas suele ser una pista del empeoramiento de la lesión. Si eso ocurre, debes acudir inmediatamente a un podólogo para un diagnóstico y posible tratamiento profesional.

Además, olvida la idea de tratar la metatarsalgia tú solo a base de medidas caseras. Estas pueden ayudarte a aliviar el dolor, por supuesto, pero no tienen propiedades reparatorias para tu pies.

Factores que pueden producir dolor debajo del dedo gordo del pie

Morfología y deformidades del pie

La principal causa de rotura y desgaste de la estructura ósea de nuestro pie es la pisada. Si pisamos mal, la planta del pie se somete a un sobreesfuerzo que, a larga, repercute enormemente en toda la articulación, produciendo la lesión de las partes blandas de la zona.

En este caso, la mala pisada o las deformidades óseas son las culpables de que se distribuya erróneamente la presión, consiguiendo que parte de ella acabe en los huesos metatarsianos inferiores.

Es muy importante utilizar plantillas ortopédicas podológicas para suplir esa carencia propia de la mala pisada y, por supuesto, poder tratarla. Nuestras plantillas ortopédicas personalizadas se adaptan a cada pie y cada paciente. El tratamiento más novedoso es con láser terapéutico, que ayuda a disminuir el dolor y bioestimular los tejidos para la correcta recuperación.

Calzado mal adaptado

Como viene siendo habitual en la mayoría de patologías originadas en el pie, el calzado es un elemento esencial y decisivo de su aparición. Usa un calzado que se ajuste correctamente y que garantice una pisada cómoda. Los zapatos de tacón son especialmente peligrosos y uno de los principales precursores del dolor debajo del dedo gordo del pie. Asegúrate de que son de la mejor calidad y no abuses de ellos.

Exceso de presión en el pie

Padecer sobrepeso también puede incentivar la aparición de metatarsalgia, ya que es una manera de sobrecargar al pie con una presión extra. Intenta llevar una vida sana y activa.

En contrapartida, realizar ejercicio excesivo de manera puntual, si no se está acostumbrado, también puede acabar dañando la bola ósea del pie, ya que es muy fácil sobrecargar la planta del pie con un mal movimiento. De hecho, la fractura de los huesos metatarsianos es una de las consecuencias más habituales cuando uno se excede con el ejercicio. ¡Ándate con ojo!

En Clínica Felipe Basas contamos con la tecnología y conocimientos necesarios para diagnosticar todo tipo de metatarsalgias con las mayores garantías. Invierte en salud y tranquilidad. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Evita los sabañones en los pies en épocas de frío

Las estufas producen sabañones en los pies

EVITA LOS SABAÑONES EN LOS PIES EN EPOCAS DE FRÍO

Las estufas producen sabañones en los pies

Los sabañones en los pies son pequeñas inflamaciones de los vasos sanguíneos de la piel, muy habituales cuando tenemos los pies fríos durante demasiado tiempo. Además de producir molestias y picores realmente desagradables, estas lesiones internas, en casos realmente excepcionales, pueden derivar en problemas circulatorios más serios. En nuestro siguiente artículo te enseñamos a combatirlos y prevenirlos.

¿Por qué aparecen sabañones en los pies?

La inflamación dérmica propia de los sabañones se produce como respuesta a cambios bruscos de temperatura. Cuando se pasa del frío al calor extremo, el vaso sanguíneo sufre una vasoconstricción —contracción de las fibras musculares— alterando la circulación normal de la sangre. Los signos con los que detectarlos son bastante claros: picor y piel enrojecida e hinchada.

Consejos para evitar la aparición de sabañones

Lo mejor que puedes hacer cuando llega la época de frío, si no quieres padecer sabañones en los pies, es seguir estos prácticos consejos:

Ropa y calzado que resistan bien el frío

Mantener tu cuerpo lo más seco posible es importante, ya que es una buena manera de evitar cambios demasiado drásticos en la temperatura corporal. Es importante aclarar que, además del frío extremo, lo que más favorece la aparición de sabañones en los pies es la humedad constante. Procura llevar ropa aislante e impermeable y calzado de suela gruesa y antideslizante.

Cuida tu higiene

Una sudoración excesiva es tan nociva para tus pies como la humedad climática. De hecho, puede ser precursora de otro tipo de infecciones, como son los hongos en los pies. Ten la costumbre de secar tus pies cuando estés en casa y, si sufres de hiperhidrosis, cambia de calcetines varias veces al día.

En invierno, aléjate de los braseros y las estufas

Las fuentes de calor directa de los hogares, como braseros o estufas, son una de las causas más comunes por las que tus pies pueden sufrir sabañones, sobre todo cuando las usamos para secarnos o entrar en calor una vez llegamos a casa. Si tienes este tipo de herramientas, intenta utilizarlas cuando tu calor corporal se haya estabilizado.

Haz deporte y lleva una dieta equilibrada

La vida saludable es esencial para la buena circulación sanguínea. Tanto es así, que una dieta demasiado alta en grasas también puede provocar la aparición de sabañones. No descuides tu dieta en ningún momento.

La actividad física es otro de los elementos esenciales en la prevención de los sabañones en los pies, activando la circulación y manteniéndola caliente. El sedentarismo, sumado al frío constante, son tus peores enemigos. En caso de no tener el tiempo suficiente, realiza pequeños masajes para no dejar a tu pie dormirse.

No te rasques

Llevar a cabo este consejo puede suponer un esfuerzo sobrehumano, lo sabemos, pero es la única manera de evitar extender la inflamación una vez el sabañón ha empezado a desarrollarse.

Tratamiento y soluciones para los sabañones en los pies

Los sabañones no son patologías de demasiada gravedad y tienden a remitir a las 3 semanas, además siempre puedes aplicar pomadas específicas para aliviar el dolor y la inflamación. Eso así, su continua aparición puede ser síntoma de otros problemas vasculares. No les quites importancia.

Si en épocas de frío notas picor e inflamación en los pies con excesiva asiduidad —o simplemente quieres asegurarte una correcta salud— lo mejor que puedes hacer es visitar a un podólogo para que evalúe tu caso. Nada como un diagnóstico profesional para estar seguro.

En Clínica Felipe Basas contamos con la tecnología más garantista a la hora de identificar patologías y anomalías. Si buscas un podólogo en Salamanca, este es tu centro de confianza. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Pies siempre fríos: ¿Qué puedo hacer?

Pies fríos por la nieve

Pies siempre fríos:​ ¿qué puedo hacer?

Pies fríos por la nieve

El invierno y su pequeño escudero, el señor frío, están a la vuelta de la esquina, lo que significa que pronto empezará a producirse una de las afecciones más comunes de la última etapa del año: tener los pies siempre fríos.

Si eres de los que pasa el mes de diciembre enrollado en una manta de cintura para abajo o crees que tus pies están más fríos de lo normal, desde Clínicas Felipe Basas queremos darte unos consejos que te ayudarán bastante.

Unos pies siempre fríos suelen tener problemas circulatorios

Lo más habitual, cuando una persona tiene los pies siempre fríos durante largos periodos de tiempo, es que sea por deficiencias relacionadas con la circulación sanguínea. Y es que la sangre es la encargada de regular la temperatura de nuestro cuerpo y proporcionarnos calor.

Así pues, cuando la sangre no circula bien y le cuesta llegar a la extremidad, es cuando se produce esa sensación de frío constante. Esto puede darse por diversas causas, la mayoría de ellas fácilmente solucionables -como veremos más adelante-, aunque también puede deberse a un problema de estrechamiento y obstrucción de las arterias, síntomas de la arteriopatía periférica o la enfermedad de Raynaud.

Neuropatía diabética, la falta de sensibilidad en el pie

También existe la posibilidad de que sintamos los pies siempre fríos, pero al tocarlos nos demos cuenta de que realmente están calientes, consecuencia directa de un trastorno en los nervios periféricos.

Normalmente esto se da en las personas que sufren de diabetes y han perdido cierto porcentaje de sensibilidad en la extremidad, debido a la alta acumulación de glucosa en la sangre. De ser esta la razón, debes extremar la precaución y aplicar estos cuidados básicos para pies de diabéticos.

Consejos y remedios para no tener los pies fríos en invierno

Esta serie de consejos te ayudarán a proteger tus pies del frío, siempre y cuando este no sea consecuencia de problemas mayores, como la neuropatía diabética o la arteriopatía periférica mencionadas anteriormente.

Evita el sedentarismo

Mantener cierta actividad física en los pies es una buena manera de reactivar la circulación sanguínea hacia la articulación.

Si no tienes tiempo para dar una paseo todos los días, siempre puedes realizar un masaje distal a través de la pierna

Dieta saludable

Tener una buena alimentación es fundamental para llevar una vida saludable, algo que también repercute en la calidad de nuestros pies. Una dieta baja en vitamina B hará que los impulsos que el nervio envía a tus pies estén alterados, produciéndote a ti una sensación de pies fríos.

Mujer tiene una dieta saludable

Calzado y calcetines

Además de proteger los pies del frío con un calzado y unos calcetines suficientemente gruesos o fabricados con material aislante, es importante que estos no te aprieten demasiado, ya que pueden impedir una correcta circulación sanguínea.

También es importante, en caso de que padezcas sudoración excesiva o hiperhidrosis, que utilices calzado transpirable. Un zapato húmedo por el sudor que no consigue evaporarse puede acabar bajando considerablemente la temperatura de nuestros pies.

No expongas tus pies a un calor directo prolongado

Los sabañones son unas inflamaciones que se producen en la piel por culpa de un cambio brusco de temperatura. Un buen ejemplo son las estufas y los radiadores, no abuses de ellos.

¿Quieres tener un pies bonitos y sanos? En Clínicas Felipe Basas realizamos análisis y seguimientos personalizado. Empieza a cuidar tus pies y no dejes que el frío estropee tus Navidades. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Callos y durezas ¿Por qué salen? ¿Qué tratamientos existen?

Mujer sufre los callos y durezas en sus pies

Callos y durezas​ ¿Por qué salen? ¿Qué tratamientos existen?

Mujer sufre los callos y durezas en sus pies

Tener callos y durezas en los pies es algo tremendamente común, aunque ciertamente molesto. Más aún cuando, debido al roce del calzado, empiezan a producir dolor. Eso sí, como todo buen problema de fácil surgimiento, también tiene una sencilla -en la mayoría de los casos- solución.

¿Quieres saber por qué salen y cómo tratar los callos y durezas en el pie? Entonces, no dudes en continuar leyendo.

¿Por qué salen los callos y durezas en los pies?

Definidos científicamente como helomas o hiperqueratosis, los callos y las durezas son, básicamente, un engrosamiento de la piel producido por el roce constante del calzado o por someter al pie a excesiva presión -entre otras cosas-.

Cuando nuestro pie detecta una sobreexposición a ciertas condiciones adversas, este empieza a generar nuevas células cutáneas como mecanismo de defensa, lo que da lugar a los callos y durezas. La principal diferencia entre ambos es que los callos son una acumulación de queratina en un punto concreto, mientras que las durezas son mucho más homogéneas y pueden extenderse por varias zonas del pie.

Normalmente, suele ser la rozadura del pie con el cazado lo que origina esta patología, aunque existen otras causas, como son la pisada indebida o la falta de hidratación.

La frecuencia de aparición de durezas es un mes, es decir, una vez quitados callos y durezas vuelven a salir al mes. Esto es debido al proceso de crecimiento biológico de la piel, y no por quitarlos más van a salir más rápido. Por eso, a cualquier persona que tenga callos y durezas se le recomienda acudir al podólogo una vez al mes para realizarle la quiropodia -coloquialmente llamada limpieza de pies-

Consejos para evitar la aparición de callos y durezas en los pies

  • Evita utilizar calzados que no sean de tu taya, ya que estos suelen producir rozaduras o no amortiguan bien la pisada. A veces ocurre que, aun utilizando el calzado adecuado, se sigue produciendo la fricción. Esto puede ser síntoma de alguna otra deformidad, como los pies planos flexibles. Es importante acudir al podólogo para una revisión profesional.
  • La hidratación dermatológica es muy beneficiosa para evitar que se acompañen esas durezas de xerosis. Si tienes el pie demasiado seco, puedes aplicar cremas hidratantes profesionales al final del día.
  • Utiliza siempre calcetines que actúen como barrera entre el calzado y el pie.

Tratamientos profesionales para la eliminación de callos y durezas

Es de vital importancia que, antes de tratar esta patología, conozcas la razón de su aparición, para lo que deberás buscar un diagnóstico profesional. Esto se debe a que el tipo de tratamiento varía según la causa que ha originado los callos y las durezas. Una vez que un profesional ha determinado el origen se puede empezar a  aplicar el tratamiento.

Además, es importante que el podólogo lo diagnostique, ya que es el especialista adecuado para ello, y evitar autotratarlo con queratolíticos o parches que lo único que hacen es quemar la piel. También hay que decir que ningún centro que no sea podológico puede tratar los callos y durezas, por lo que si vas a un centro de estética a pintarte las uñas, allí no deberán tocarte ni los callos ni las durezas.

¿Por qué es al podólogo dónde debes acudir? Porque es el único que tiene los conocimientos adecuados para diagnosticar y tratar los callos y las durezas. El diagnóstico es especialmente delicado, ya que puede confundirse con papilomas -infección vírica- o con epiteliomas cuniculatum o carnicomas verruciformes, que son tumoraciones cutáneas malignas. 

Desbridamiento mecánico

Consiste en la eliminación de los tejidos hiperqueratósicos con bisturí, trabajo que realiza el podólogo atendiendo a la morfología y la composición del callo y la dureza.

Clínica podológica trata los callos y durezas en los pies de un paciente

Plantillas podológicas

Las plantillas podológicas ayudan a distribuir la presión del pie y evita la misma y la mala pisada, causas principales de la aparición de callos y durezas en la planta. Con las plantillas se consigue aliviar toda la zona lesionada y se aporta confort una vez que han salido, reduciendo el dolor al caminar. Además de eliminarlos, este tratamiento también previene su aparición.

Por supuesto, no todas las plantillas son igual de eficaces.  Siempre debes asegurarte de que las plantillas que utilizas están elaboradas por podólogos expertos con tecnología biomecánica, necesaria para garantizar unos óptimos resultados. Las plantillas ortopédicas personalizadas de Clínicas Felipe Basas se ajustan a las necesidades y patologías de cada paciente.

Ortesis digitales

Son dispositivos que protegen los dedos y los posicionan mejor. Adaptados a medida de manera personalizada, suponen un gran alivio para la persona que tenga cualquier callo en los dedos.

Tratamiento láser

Esta terapia innovadora permite tratar los callos de la planta del pie sin necesidad de cirugía. Con el láser se consigue que tarden más tiempo en salir y puedan llegar a desaparecer.

Cirugía

Como última opción, está la cirugía ósea de la causa. Es decir, se interviene el hueso causante del exceso de presión o roce.

Como habrás podido ver, los callos y las durezas son un problema relativamente leve y fácilmente evitable, simplemente hay que mantener un cuidado básico del pie y visitar de vez en cuando a tu podólogo. Pide tu cita en Clínica Felipe Basas y quiere un poquito más a tus pies.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Onicomicosis, evita que salgan hongos en tus uñas del pie

Pies femeninos con hongos por culpa de la onicomicosis

ONICOMICOSIS,​ EVITA QUE SALGAN HONGOS EN TUS UÑAS DEL PIE

Pies femeninos con hongos por culpa de la onicomicosis

La onicomicosis es una enfermedad infecciosa que aparece en las uñas de las manos y de los pies debido a la acumulación de hongos microscópicos debajo de la piel humana.

Este tipo de patología de carácter fúngico de la familia de las micosis es más frecuente de lo que la gente piensa, y la falta de un tratamiento adecuado puede derivar en afecciones más graves, como la pérdida definitiva de la uña o alteración ungueal.

Desde Clínica Felipe Basas queremos darte una serie de consejos para que evites la aparición de hongos en los pies y, por ende, la onicomicosis.

¿Por qué aparecen hongos en las uñas?

La principal causa de aparición de hongos en los pies es la humedad. Esta condición climática facilita la propagación y crecimiento de dermatofitos -hongos que parasitan la piel- que se encuentran en tejidos y pieles muertas.  Por esta razón suelen ser tan habituales los hongos en verano

Consejos para prevenir la aparición de hongos en el pie

  • Sécate bien los pies después de cada lavado o al finalizar una intensa sesión de ejercicio. El sudor también es propicio para la aparición de hongos.
  • Realiza revisiones periódicas a tu podólogo de confianza, sobre todo si padeces sudoración de pies crónica -hiperhidrosis-.

Signos y diagnóstico

La onicomicosis altera el aspecto natural de la uña y cambia su color a tonos más amarillentos. Esto hace que pueda parecer fácilmente reconocible a primera vista, pero lo cierto es que su diagnóstico es complejo y muchas veces es confundido con otras patologías similares. Además, la onicomicosis es asintomática, y no es hasta que se ha extendido la infección cuando empiezan a desarrollarse síntomas visibles.

Lo más habitual es que se manifieste por primera vez en el dedo gordo del pie (primer dedo), pero puede haber infección en las uñas del resto de dedos. A todo esto hay que añadir las molestias y dolores que surgen por la alteración estructural de la uña que existe muchas veces

Cómo tratar la onicomicosis

Existen diferentes formas de tratar la onicomicosis y todas varían según el hongo causante de la infección. Las más comunes, destinadas únicamente a los casos más leves, son las soluciones tópicas de antimicóticos. En esta categoría puedes encontrar barnices o cremas de uñas antifúngicas que se aplican en la zona afectada. Los medicamentos por vía oral son la alternativa más eficaz, pero también con grandes efectos secundarios.

Hombre utiliza una solución tópica para tratar la onicomicosis

El último tratamiento y más moderno es con LÁSER, con el que tenemos en nuestra clínica una amplia experiencia. Se realizan numerosas sesiones indoloras de luz pulsada que emite calor a los tejidos afectados. El tratamiento se realiza durante varios meses para evaluar el control del crecimiento sano de la uña. También existe una cirugía más convencional que se utiliza en los casos más extremos. Consiste en extraer la uña mediante anestesia.

Ahora ya sabes cómo mantener tus pies limpios de hongos. Si todavía tienes dudas y crees que podrías padecer onicomicosis, o simplemente quieres prevenir su aparición, en Clínica Felipe Basas podemos hacerte un seguimiento exhaustivo y profesional y tratarlo con LÁSER. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros