¿Por qué debes usar plantillas ortopédicas podológicas?

Niño utiliza plantillas ortopédicas podológicas

¿Por qué debes usar plantillas ortopédicas podológicas?

Pisar es una parte fundamental de la vida. Es algo tan inherente y básico como el comer o el respirar. Sin embargo, muchas veces no le damos toda la importancia que realmente tiene. Y es que una mala pisada puede acarrear problemas de rodilla y espalda de por vida.

Por eso, aunque las plantillas ortopédicas son una gran ayuda para tus pies, y seguramente conozcas a más de uno que las usa ­ —o las ha usado— debes saber que no todas valen. Desde Clínica Felipe Basas queremos enseñarte a elegir plantillas ortopédicas de calidad.

¿Qué son las plantillas ortopédicas?

Las plantillas ortopédicas son herramientas adaptativas que se amoldan al pie de quien las usa. Su función es distribuir las presiones plantares de forma correcta. Recuerda que una mala pisada significa una sobrecarga en algunas zonas del pie, lo que puede afectar muy negativamente a ciertos tejidos musculares y óseos.

El uso prolongado de una plantilla ortopédica profesional es capaz de mejorar la mala pisada y, por lo tanto, todas las lesiones derivas de la presión descompensada. También son muy efectivas como paliativo de ciertos dolores, como los de la fascitis plantar. Otro caso en el que las plantillas ortopédicas cobran especial importancia es cuando se debe corregir la forma y morfología del pie, por eso suelen recetarse a pacientes con pies planos flexibles de los niños y niñas.

Además, las plantillas infantiles son muy utilizadas en niños pequeños que todavía están desarrollando el andar, ya que se pueden evitar muchos problemas en el largo plazo. Sobre todo de desviación de pisada. Los servicios de podología infantil son los encargados de ello.

Solo hay una cosa que debes tener clara: nunca adquieras plantillas ortopédicas por cuenta propia, más aún si van a ser utilizadas por niños. Antes de nada, necesitas el asesoramiento profesional de un podólogo. 

Plantillas ortopédicas fabricadas por podólogos

Existen muchos tipos de plantillas ortopédicas y, como pasa con otros utensilios médicos y sanitarios, no todas son igual de válidas y eficaces. De hecho, cuando se utilizan estas herramientas sin conocimientos ni garantías, pueden llegar a ser dañinas para tu salud. No solo en temas de comodidad, sino también en rozaduras, mala postura o lesiones.

Y es que es muy común encontrarse pacientes con malas experiencias con este tipo de dispositivos. La razón suele ser siempre la misma: no han sido fabricadas a medida por profesionales del sector.

Unas plantillas ortopédicas podológicas de calidad deben estar personalizadas hacia las necesidades de cada pie. Nuestro método de análisis y elaboración es un claro ejemplo de ello:

    • Diagnóstico de la patología a tratar. Como hemos dicho anteriormente, las plantillas ortopédicas podológicas se fabrican a medida, por lo que es de absoluta relevancia saber para qué van a estar destinadas. De lo contrario, nunca podrían ser 100% eficaces
    • Estudio biomecánico del paciente. Es cierto que existen plantillas con tallas genéricas y prefijadas, pero no son demasiado recomendables, ya que es imposible adaptarlas a todo tipo de pies. Con el estudio biomecánico adecuado el podólogo es capaz de conocer todas las particularidades anatómicas del paciente. Imprescindible para personalizar las plantillas y poder prevenir futuras complicaciones.
    • Seguimiento personalizado. La estructura ósea y muscular del pie evoluciona con el paso del tiempo, y las plantillas deben actualizarse. Acudir a un podólogo te garantiza un seguimiento personal de tu caso y una reevaluación del estado del pie y la patología a tratar.

¿Estás pensando en adquirir unas plantillas para tus pies o los de tus hijos?

Las plantillas ortopédicas de Clínica Felipe Basas están fabricadas con la última tecnología y cuentan con todos los avales sanitarios necesarios para garantizar tu tranquilidad. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros