Pies de bebés recién nacidos: ¿Qué debes tener en cuenta?

Pies de bebés recién nacidos

Pies de bebés recién nacidos:​ ¿Qué debes tener en cuenta?

Pies de bebés recién nacidos

Seguramente ya te lo imaginarás, pero los pies de bebés recién nacidos no están completamente formados y requieren de cierta supervisión y cuidados especiales. Además, la etapa de cambio constante y extrema fragilidad en la que se encuentran hace que cualquier problema, por pequeño que sea, puede derivar en algo mucho mayor.

Para tu mayor tranquilidad, en Clínica Felipe Basas hemos recogido la información más básica que necesitas saber sobre los pies de bebés y sus cuidados.

La famosa prueba del talón en los pies de bebés recién nacidos

Su nombre clínico es Cribado Neonatal y se realizada transcurridas 48 horas desde el nacimiento del bebé, por lo que se trata de una de las primeras decisiones que tendrás que tomar en temas de salud sobre tu hijo.

Consiste en la extracción de unas gotas de sangre del talón del bebé para su posterior análisis y diagnóstico, en busca de patologías y enfermedades hereditarias. La prueba, aunque no es obligatoria, es bastante recomendable y seguramente sean los propios sanitarios quienes te sugieran realizarla.  

Los pies de los bebés deben estar descalzos

Los pies de bebés recién nacidos son uno de los receptores sensoriales más importantes y envían constantemente estímulos e información sobre el mundo que les rodea. Esto quiere decir que son fundamentales para el desarrollo neurológico, sobre todo durante los primeros 9 meses de vida del bebé. Siempre que sea posible, intenta que el pequeñín ande descalzo y se habitúe a estas nuevas sensaciones.

Obviamente, este consejo está sujeto a condiciones y es importante mantener al bebé vigilado. Lo más recomendable es que adaptes una de las habitaciones de tu casa para que el bebé pueda andar con total libertad y sin hacerse ningún daño.

¿Cómo debe ser el calzado de bebés recién nacidos?

Es importante que el bebé utilice un calzado flexible, ancho y con punta redondeada, y a poder ser que esté fabricado con materiales cómodos y transpirables. También debes tener en cuenta que los pies de bebes recién nacidos crecen muy rápido, por lo que tendrás que revisar su calzado cada cierto tiempo, ya que puede haberse quedado pequeño.

En cuanto a los calcetines, pasa algo parecido. Intenta que no sean tan pequeños como para interferir en el crecimiento del pie, pero tampoco excesivamente grandes. Además, si más adelante necesita utilizar plantillas ortopédicas podológicas, es muy importante asegurarse de que estas están adaptadas de manera personalizada, ya que, en caso contrario, podrían ser contraproducentes para el buen desarrollo del pie del bebé

Calzado rosa para pies de bebés recién nacidos

Uñas e hidratación para pies de bebés recién nacidos

Las uñas de los bebés recién nacidos suelen estar fuertemente adheridas a la piel, lo que las hace muy difícil de cortar con tijeras, además de peligroso. Lo mejor que puedes hacer es utilizar una lima de uñas infantil e intentar darles una forma cuadrada. Esto evitará que la uña se introduzca en la piel cuando crece, similar a cuando tenemos uñas encarnadas.

Por otro lado, también es importante proteger la piel del bebé de infecciones y desgarros, más aún si estamos dejando que ande descalzo por caso. Mantén una rutina de lavado y secado y aplica cremas hidrantes después de cada baño.

Observa los pies todos los días

Detectar anomalías y atacarlas con prontitud puede ser decisivo a la hora de afrontar ciertas complicaciones en el crecimiento de los pies de bebés recién nacidos. Por ejemplo, cuando el bebé comienza a andar es importante observar la manera en que lo hace y a los 3 años acudir al podólogo si existe una marcha de puntillas, si se tropieza o si tiene una forma del pie aplanada o con mucho puente

Nuestro servicio de podología infantil cuenta con la última tecnología en diagnóstico y tratamiento de patologías relacionadas con las extremidades inferiores. Cuida tu salud y la de los tuyos. Clínica Felipe Basas. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

¿Por qué debes usar plantillas ortopédicas podológicas?

Niño utiliza plantillas ortopédicas podológicas

¿Por qué debes usar plantillas ortopédicas podológicas?

Pisar es una parte fundamental de la vida. Es algo tan inherente y básico como el comer o el respirar. Sin embargo, muchas veces no le damos toda la importancia que realmente tiene. Y es que una mala pisada puede acarrear problemas de rodilla y espalda de por vida.

Por eso, aunque las plantillas ortopédicas son una gran ayuda para tus pies, y seguramente conozcas a más de uno que las usa ­ —o las ha usado— debes saber que no todas valen. Desde Clínica Felipe Basas queremos enseñarte a elegir plantillas ortopédicas de calidad.

¿Qué son las plantillas ortopédicas?

Las plantillas ortopédicas son herramientas adaptativas que se amoldan al pie de quien las usa. Su función es distribuir las presiones plantares de forma correcta. Recuerda que una mala pisada significa una sobrecarga en algunas zonas del pie, lo que puede afectar muy negativamente a ciertos tejidos musculares y óseos.

El uso prolongado de una plantilla ortopédica profesional es capaz de mejorar la mala pisada y, por lo tanto, todas las lesiones derivas de la presión descompensada. También son muy efectivas como paliativo de ciertos dolores, como los de la fascitis plantar. Otro caso en el que las plantillas ortopédicas cobran especial importancia es cuando se debe corregir la forma y morfología del pie, por eso suelen recetarse a pacientes con pies planos flexibles de los niños y niñas.

Además, las plantillas infantiles son muy utilizadas en niños pequeños que todavía están desarrollando el andar, ya que se pueden evitar muchos problemas en el largo plazo. Sobre todo de desviación de pisada. Los servicios de podología infantil son los encargados de ello.

Solo hay una cosa que debes tener clara: nunca adquieras plantillas ortopédicas por cuenta propia, más aún si van a ser utilizadas por niños. Antes de nada, necesitas el asesoramiento profesional de un podólogo. 

Plantillas ortopédicas fabricadas por podólogos

Existen muchos tipos de plantillas ortopédicas y, como pasa con otros utensilios médicos y sanitarios, no todas son igual de válidas y eficaces. De hecho, cuando se utilizan estas herramientas sin conocimientos ni garantías, pueden llegar a ser dañinas para tu salud. No solo en temas de comodidad, sino también en rozaduras, mala postura o lesiones.

Y es que es muy común encontrarse pacientes con malas experiencias con este tipo de dispositivos. La razón suele ser siempre la misma: no han sido fabricadas a medida por profesionales del sector.

Unas plantillas ortopédicas podológicas de calidad deben estar personalizadas hacia las necesidades de cada pie. Nuestro método de análisis y elaboración es un claro ejemplo de ello:

    • Diagnóstico de la patología a tratar. Como hemos dicho anteriormente, las plantillas ortopédicas podológicas se fabrican a medida, por lo que es de absoluta relevancia saber para qué van a estar destinadas. De lo contrario, nunca podrían ser 100% eficaces
    • Estudio biomecánico del paciente. Es cierto que existen plantillas con tallas genéricas y prefijadas, pero no son demasiado recomendables, ya que es imposible adaptarlas a todo tipo de pies. Con el estudio biomecánico adecuado el podólogo es capaz de conocer todas las particularidades anatómicas del paciente. Imprescindible para personalizar las plantillas y poder prevenir futuras complicaciones.
    • Seguimiento personalizado. La estructura ósea y muscular del pie evoluciona con el paso del tiempo, y las plantillas deben actualizarse. Acudir a un podólogo te garantiza un seguimiento personal de tu caso y una reevaluación del estado del pie y la patología a tratar.

¿Estás pensando en adquirir unas plantillas para tus pies o los de tus hijos?

Las plantillas ortopédicas de Clínica Felipe Basas están fabricadas con la última tecnología y cuentan con todos los avales sanitarios necesarios para garantizar tu tranquilidad. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros

Pies planos flexibles en niños. ¿Debo preocuparme?

Pies planos flexibles de niño pequeño

pies planos flexibles en niños​ ¿Debo preocuparme?

Pies planos flexibles de niño pequeño

El cuidado de los pies durante la etapa de crecimiento de los niños es realmente importante si quiere garantizarse un correcto desarrollo de la pisada, y es labor de los padres mantener un control podológico en sus hijos que sea capaz de diagnosticar a tiempo cualquier trastorno relacionado.

Dentro de esta categoría, los pies planos flexibles son una de las alteraciones más comunes en los niños de temprana y mediana edad y una fuente de constantes preocupaciones para miles de padres. Ahora bien, ¿están justificados esos temores?

Desde Clínica Felipe Basas te ofrecemos información fiable y contrastada sobre los pies planos flexibles.

Pies planos flexibles, ¿qué son?

El pie plano valgo flexible es una variedad de pie plano por la cual la articulación longitudinal que hace de puente es mucho más flexible de lo normal, reduciendo así la carga de peso que es capaz de soportar.

De esta manera, cuando se apoya el pie en el suelo este se flexiona hacia un lado -generalmente hacia el lado interno-  creando una especie de efecto dominó en la totalidad del cuerpo, lo que puede acabar generando dolores, molestias y, en casos realmente excepcionales, dañar la estructura ósea del pie.

Diagnosticar los pies planos flexibles, el gran reto de esta patología

Los pies planos flexibles son una alteración que en ocasiones no necesita un tratamiento específico, ya que se soluciona de forma natural y esporádica. Sin embargo, existen casos en los que esta patología deriva en problemas más serios, por lo que es necesario realizar un seguimiento del desarrollo del pie

El problema radica en la falta de síntomas  que puedan aportar pistas sobre la existencia de los pies planos flexibles en los niños, lo que dificulta enormemente un diagnóstico temprano. La única manera realmente efectiva son las revisiones periódicas por parte de podólogos

Entonces, ¿debes preocuparte si tu hijo tiene pies planos flexibles?, pues depende del tiempo que se haya tardado en diagnosticarlos, ya que es precisamente la falta de seguimiento la principal causa de agravamiento al no tratar la patología a tiempo. De hecho, un pie plano flexible que no es tratado y no termina de corregirse puede llegar a afectar a otras zonas del cuerpo, como son la rodilla, la cadera y la espalda.

Es muy importante, si notas que tu hijo desvía ligeramente el pie al andar o deforma el calzado, acudir al médico antes de que el problema evolucione.

Plantillas ortopédicas de Clínicas Felipe Basas

Además de esperar a que la anomalía de la pisada se arregle por la vía natural, la manera más garantista de tratar los pies planos -independientemente de su tipo- son las plantillas ortopédicas podológicas. La función de una plantilla es alinear el arco del puente y recuperar la estructura normal del pie, para así evitar la deformación de la pisada. Además, una plantilla bien optimizada jamás interferirá en el día a día del niño, convirtiéndolas en el remedio perfecto.

Podólogo diseña plantillas personalizadas para pies planos flexibles en niños

 

Las plantillas ortopédicas a veces son algo denostadas, y es que su eficacia es algo dudosa cuando no están abaladas y diseñadas por profesional de la sanidad. Nuestro consejos es que sean plantillas personalizadas realizadas por podólogos.

En Clínica Felipe Basas confeccionamos y adaptamos plantillas ortopédicas de última tecnología que se adaptan y amoldan al pie de cada paciente. Para conseguir la máxima eficacia, realizamos un análisis óseo y morfológico y un estudio biomecánico de la pisada. Gracias a esta información, conseguimos elaborar plantillas personalizadas de máxima calidad.

Recuerda que el pie de un niño está en constante crecimiento, por lo que es indispensable que la plantilla se vaya actualizando con el tiempo. Pide tu cita.

Si necesitas ayuda de un profesional, contacta con nosotros